Cookie Consent by Free Privacy Policy website

Unidad de Rehabilitación de Columna Vertebral

Columna Activa


instagam twitter facebook

Los astronautas tienen mayor riesgo de hernias discales

centro rehabilitacion, columna vertebral, fisioterapia, fisioterapia online, higiene postural, rehabilitacion, rehabilitacion fisica, terapias, tratamientos, unidad de rehabilitacion

columna activa

La gravedad del planeta Tierra es necesaria para la salud de nuestro organismo en general y más concretamente la de nuestra espalda. Así lo ha justificado la NASA tras observar que después de regresar a la Tierra los astronautas sufrían hasta 3 veces más riesgo de hernia discal de acuerdo a periodos prolongados de ingravidez. En búsqueda de una explicación a este fenómeno, determinaron los siguientes factores que desempeñan un papel importante en el riesgo de hernia discal: Cambios en la hidratación del disco intervertebral. En condiciones normales los discos intervertebrales se deshidratan progresivamente a lo largo del día y se rehidratan cuando descansamos por la noche. Sin embargo, en una situación prolongada de gravedad cero los discos intervertebrales no se ven sometidos a fuerzas de compresión por lo que se mantendrán sobrehidratados de forma constante y esto los hace más vulnerables a una hernia ya que las presiones sobre el mismo se elevan mucho más con los movimientos de la columna. Cambios musculares. La falta de exposición a la gravedad provoca una fuerte atrofia muscular. Se sabe que la musculatura del tronco ejerce un efecto protector sobre la columna y que la debilidad o disfunción de la misma predispone a la aparición de hernias. Por tanto, estos cambios musculares pueden conducir a una menor protección del disco intervertebral por parte del sistema muscular y un mayor riesgo de hernias. Cambios en otros tejidos. Después de un vuelo espacial, se ha visto también fuertes pérdidas de la densidad ósea de las vértebras. Esta pérdida de masa ósea vertebral puede influir en la salud del disco. Una menor resistencia ósea permite la deformación de la placa vertebral y una mayor expansión de los discos. Además, el anclaje del disco en las vértebras puede ser menos fuerte y un porcentaje significativo de las hernias se produce como resultado de un fallo en dicha unión.