Cookie Consent by Free Privacy Policy website

Unidad de Rehabilitación de Columna Vertebral

Columna Activa


instagam twitter facebook

La forma de pisar y nuestra espalda

centro rehabilitacion, columna vertebral, dolor cuello y cabeza, ejercicios, espalda alta, espalda baja, espalda y cuello, fisioterapia, fisioterapia online, higiene postural, musculos, rehabilitacion, rehabilitacion fisica, terapias, tratamientos, unidad de rehabilitacion

columna activa

En general, podemos decir que una pisada neutra, con apenas un desplazamiento de entre uno y tres grados, es lo mejor, especialmente si corremos. Sin embargo, la pronación suele ser más normal y pronunciada en corredores. La supinación es más rara, y no tan exagerada, aunque ambas sí que pueden terminar en problemas importantes, tales como: 1. Problemas presenta el pie supinador: El pie supinador tiene tendencia a sufrir una talalgia, un dolor en el talón que suele ir acompañado de incomodidad para estar de pie y hasta la posible aparición de un espolón calcáneo como consecuencia continuada de la mala pisada. También suele propiciar la sobrecarga del gemelo y, con el tiempo, un dolor cervical intenso. Esto último se debe al esfuerzo que hace la columna para compensar una posición forzada, en la que se pone mucha carga descompensada en la espalda, que arrastra este esfuerzo a otras partes de la musculatura. 2. Consecuencias de un pie pronador: Afecta a la estructura de la espalda, pudiendo provocar o intensificar una mala postura que terminará en escoliosis o rectificación. Esto se debe a que la pronación tiende a forzar la contractibilidad muscular y ligamentosa. Esto provoca una postura forzada.