Unidad de Rehabilitación de Columna Vertebral

Columna Activa


Deshidratación discal

columna activa

El disco intervertebral está formado por anillos fibrosos y el núcleo pulposo, que es más gelatinoso. El disco intervertebral está muy hidratado, especialmente, esta zona del núcleo pulposo. Y diariamente las presiones que recibe el disco por el peso, por las contracciones o tensiones musculares, el disco se ve comprimido. En esta compresión que ocurre diariamente de forma fisiológica el líquido, o parte del líquido del núcleo o del disco, pasa al interior de la vértebra y luego cuando las tensiones disminuyen notablemente y este líquido vuelve a rehidratar el disco, de forma de que el disco se vuelve a hinchar, es por eso, entre otras cosas, que durante el día perdemos altura y durante la noche volvemos a recuperarla. Este proceso de deshidratación y rehidratación diario va teniendo siempre una pérdida en favor de la deshidratación y forma parte del proceso de envejecimiento. El disco va perdiendo su condición hidratada a lo largo de los años, esto se da especialmente en personas de mayor edad, porque ya han tenido ese proceso de hidratación y deshidratación por años.